Entre el 15 y el 22 de abril de 2015 inició la experiencia de Visitas Pastorales por parte de Monseñor José Manuel Garita Herrera, al estar por una semana en la Parroquia San Rafael Arcángel de Guatuso. Desde entonces, y hasta el pasado 28 de agosto que terminó la Visita de una semana en la Parroquia San Antonio de Padua en Pital, nuestro Obispo recorrió las 19 parroquias de la Diócesis.

Antes de cinco años, el Código de Derecho Canónico, les pide a los Obispos que deben recorrer y tener esta experiencia. Pero más allá de ser un mandato, el Pastor lo vive como una experiencia de encuentro, para “conocer, compartir y animar”, que son los tres verbos que se planteó Monseñor Garita.

La Visita Pastoral es el paso del Señor por las distintas comunidades, y se convierten en una ocasión de cercanía entre fieles, sacerdotes y el Obispo. Más de 500 comunidades fueron visitadas por nuestro Pastor.

Aquí les dejamos su mensaje, en el cual, desde ya, como muestra de lo que es una experiencia donde el Obispo también se alimenta espiritualmente de estos encuentros, nos anuncia que el próximo año iniciará un nuevo ciclo de Visitas Pastorales.