Víctor Manuel Salas Vargas, de 19 años de edad, partió a la Casa de Dios el 21 de noviembre de 2016, luego de un accidente de tránsito. Sus padres y hermanos hoy dan testimonio de cómo de la mano del Señor, de la unidad de la familia, del acompañamiento de sacerdotes y de la práctica del rezo diario, han afrontado esta dolorosa noticia.

¿Cómo ser Iglesia en medio del dolor? Esta familia nos da un bello ejemplo, y nos enseña que solo el amor es digno de fe. A continuación el siguiente video.