El matrimonio católico, conformado por Grettel Corrales Corrales y Juan José Brenes Solís, nos dan muestra de que la confianza en Dios y el amor, todo lo pueden. A pesar del diagnóstico médico que les decía que no podían ser papás, encontraron otra forma de ser padres… desde el corazón. Ellos recibieron a Victoria con la cual conforman una familia feliz.

Como muchas personas que desean ser padres de familia, no perdamos la fe, pues el amor todo lo supera.

A continuación esta historia, en la cual también se hace Iglesia.