Este martes 22 de enero de 2019 fue un día histórico: comenzó la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019. Fue en 1986 cuando se dio la I Jornada Mundial de la Juventud, en Roma, con el Tema: «Siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza» (1Pt 3,15).

San Juan Pablo II fue su creador y siempre tuvo ese carisma con los jóvenes. Poco a poco fue perfilando este encuentro de una magnitud sin precedentes. Ya en 1984 había realizado la Clausura del Jubileo de los jóvenes en Roma con motivo del Año santo de la Redención y ese año entregó la Cruz a los Jóvenes, el 22 de abril de 1984, cruz que ha peregrinado por todo el orbe como signo de fe en Jesucristo.

Algunos jóvenes peregrinos de la Diócesis de Ciudad Quesada se encuentran en la Parroquia San Antonio de Padua en Ciudad Jardín, allí se hospedan y viven la alegría de la JMJ.

Han pasado desde entonces más de 30 años, y cada encuentro con los jóvenes en el mundo, alrededor del Señor y con la presencia del Papa, inyectan de esperanza a la Iglesia, una Iglesia siempre joven por la fuerza de Jesucristo.

Por lo tanto, esta semana no es una semana cualquier. A pocas horas de que llegue el Papa Francisco a Panamá, todo el mundo vibra, la juventud entera está unida en oración y quienes se encuentran en Panamá solo esperan el momento de ver a la cabeza visible de la Iglesia, signo de unidad, para escuchar el mensaje del Pastor, Vicario de Cristo en la Tierra.

Algunos de los datos que la organización ha entregado para esta JMJ, señalan que se han inscrito más de 100.000 peregrinos, de 156 países. Sin embargo, extraoficialmente se habla que la cifra de personas que podrían estar en la Eucaristía de Clausura el próximo domingo, podría llegar a 500 mil. En Cracovia, anterior JMJ de 2016, fue una cifra de más de un millón seiscientos mil jóvenes.

Para Panamá hay inscritos 480 obispos están inscritos. Entre ellos se encuentra nuestro Pastor, Monseñor José Manuel Garita Herrera quien este miércoles 23 de enero se unirá a la JMJ y donde, entre otras participaciones, tendrá a cargo la homilía en la Eucaristía conclusiva de la Experiencia de Animación Penitencial este viernes 25 de enero.

Además se cuenta con 20.000 voluntarios nacionales y 2.445 voluntarios internacionales.

Sigamos unidos en oración por este encuentro mundial, el más importante que organiza la Iglesia Católica para jóvenes.

Gerardo Mora Pana/ gmora@iglesiaciudadquesada.com