“La fuente de nuestra caridad es Dios y el fundamento de nuestra espiritualidad está en el amor de nuestro Dios, en ese amor del Padre que se nos ha comunicado en Cristo por la efusión del Espíritu. No hay caridad sin Espíritu y no hay acción caritativa y social sin espiritualidad, sin vida en el Espíritu”, afirma Monseñor José Manuel Garita, Obispo de Ciudad Quesada en su V Carta Pastoral “No volverás la espalda a tu hermano”.

El pasado 21 de diciembre, en medio de un desayuno con los habitantes de la calle, Monseñor José Manuel Garita anunció la apertura de la Casa de la Misericordia.

Esta motivación nos ayuda a seguir del lado del más necesitado, a responder a ese llamado a ser protagonistas de la misericordia.

Como lo ha hecho durante muchos años, la Iglesia diocesana continúa con la atención a las personas en situación de calle. Desde el 1 de marzo, esta atención se brindará en el salón de la Curia, en Barrio San Martín. Se estará brindando atención los martes y los viernes.

Los invitamos a ser protagonistas de la misericordia. Si desea colaborar con ropa, alimentos, artículos para el aseo personal o como voluntario, puede llamar al teléfono 6476-1311.

Los alimentos, la ropa y los artículos de aseo personal los puede dejar en las oficinas de Pastoral Social en la Curia, en Radio Santa Clara o bien en el Colegio Diocesano.