Este viernes 1 de marzo, las puertas de la Curia de la Diócesis de Ciudad Quesada fueron abiertas para la atención de las personas en situación de calle, en un apoyo decidido a la obra de la Iglesia, en favor de los más necesitados.

“Un saludo muy cordial y darles la bienvenida a la Casa de la Misericordia San Vicente de Paúl”, estas fueron las palabras de Monseñor José Manuel Garita, Obispo diocesano, quien recordó que el 21 de diciembre pasado había tenido otro acercamiento con las personas en situación de calle, cuando precisamente había anunciado esta acción de la Pastoral Social para fortalecer un obra que tiene muchos años en nuestra Diócesis.

Monseñor Garita les manifestó a las personas en situación de calle su cercanía, que es la del Señor que se acerca a los más necesitados.

“Continuamos el trabajo que la Iglesia ha venido realizando en Barrio Lourdes desde hace muchos años. Hoy les abrimos las puertas de la Curia. Sientan la cercanía, el apoyo, la presencia, el cuidado, la ayuda de parte de nosotros la Iglesia, que es madre”, destacó.

En Barrio Lourdes es donde se encontrará una de las sedes físicas de esta Casa de la Misericordia, que desde luego comprende algo más allá de la infraestructura, es una acción de Dios por medio de su Iglesia, desde distintas formas de atención y cercanía.

“Nos acercamos a los más necesitados y a la vez agradecemos su ayuda, el orden y la buena conducta que nos permite darles la mejor atención”, dijo Monseñor que desde muy temprano estaba con estas personas para saludarles y confirmarles que la Diócesis de Ciudad Quesada continuará trabajando por ellos.

Asimismo, Monseñor Garita agradeció el aporte, presencia y cuidado de los voluntarios que por muchos años han cumplido una misión invaluable y que están de lleno con la Pastoral Social de la Diócesis. “Esto es una caricia de la misericordia de Dios y un abrazo maternal de parte de la Iglesia, haciendo vida lo que Jesús nos pide, practicando las obras de misericordia que nos pide el Señor. Bienvenidos y adelante”, destacó.

A continuación las palabras de Monseñor, esta mañana en la Curia de Ciudad Quesada.

Mientras tanto, Félix Ríos Gadea, Director de la Oficina de Pastoral Social de Cáritas en Ciudad Quesada, destacó la importancia de este servicio que brinda la Iglesia peregrina en esta zona.

Las obras de misericordia se practican en favor de los necesitados. A ellos se les muestra el rostro de Dios.

“Es un compromiso social de la fe, es continuar la misión que inició en su momento la Catedral para dar respuesta a personas en situación de calle. Queremos hacerlo más intenso, este proceso, para que ellos ejerzan su dignidad humana. De modo concreto damos esta atención de 8 a.m. a 12 m.d. los días martes y viernes”.

A ellos se les brinda aseo, alimentación, ropa limpia y el hecho de que como seres humanos sepan que tienen y gozan la plenitud de personas. A ellos se les mostrará el rostro de la misericordia de Dios, destacó Ríos.

Si usted quiere ayudar o ser voluntario, acérquese a la Oficina de Pastoral Social, o puede llamar al 6476-1311. También puede donar alimentos no perecederos, artículos para el aseo personal, ropa en buen estado. Podrá dejar estas donaciones en la Oficina de Pastoral Social en Barrio San Martín o en las instalaciones en Barrio Lourdes donde se mostrará en los próximos días esta presencia de la Casa de la Misericordia. También en Radio Santa Clara y en el Colegio Diocesano de Ciudad Quesada, se reciben estas ayudas.