Por imposición de manos de Monseñor Román Arrieta Villalobos, el hoy Obispo de Ciudad Quesada fue consagrado sacerdote el 26 de noviembre de 1988.

Es por ello que saludamos a Monseñor José Manuel Garita Herrera, quien fue nombrado obispo de nuestra Iglesia Particular el 15 de marzo de 2014 y recibió la ordenación episcopal el 17 de mayo de ese mismo año.

Monseñor Garita nació en Heredia, el 26 de marzo de 1965. Es Licenciado en derecho canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, residente en el Pontificio Colegio Pío Latino Americano.

En sus 31 años de sacerdote, ha desempeñado los siguientes oficios:

Vicario parroquial en Nuestra Señora del Carmen, San José. Juez auditor, defensor del vínculo, juez y vicario judicial del Tribunal Eclesiástico de Costa Rica. Vicecanciller y canciller de la Curia Metropolitana de San José. Ecónomo de la Arquidiócesis de San José.

Rector del Santuario Nacional Templo Votivo al Sagrado Corazón de Jesús. Vicario Foráneo de la Vicaría de San José. Miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores de la Arquidiócesis de San José. Profesor de derecho canónico en la Universidad Católica de Costa Rica. Formador, director espiritual y ecónomo del Seminario Central.

Asimismo se desempeñó como: Rector del Seminario Nacional Nuestra Señora de los Ángeles. Canónigo Titular y Deán del Venerable Cabildo Metropolitano de la Catedral de San José, y fue cuando atendía este llamado que el Papa Francisco lo nombró Obispo de Ciudad Quesada.

También fue Miembro del Consejo Universitario de la Universidad Católica de Costa Rica y Miembro del Consejo de Patrocinadores de la Fundación para la restauración de la Catedral Metropolitana.

En este tiempo como Obispo, ya realizó un primer ciclo de Visitas Pastorales por todas las parroquias de nuestra Diócesis, visitando en este marco, más de 400 comunidades. En 2019 inició el segundo ciclo de visitas pastorales.

Ha escrito seis cartas pastorales dirigidas a la esperanza, la fe, el amor y la misericordia, a nuestra Iglesia diocesana y su misión, al compromiso social del creyente y a los jóvenes, la cual fue presentada en octubre pasado.

En su contacto con la emisora diocesana, Radio Santa Clara, desde hace tres años lleva adelante su espacio Con Olor a Oveja donde responde dudas y consultas sobre la fe. Entre otras labores de su misión evangelizadora, el año pasado publica su espacio Fermento, un espacio semanal donde a la luz del Magisterio de la Iglesia analiza la realidad nacional.

Pedimos a Dios que siga guiando a nuestro Obispo, Monseñor José Manuel Garita Herrera quien tiene como lema sacerdotal y que mantuvo como obispo: “Mi Gracia Te Basta”.

Sigamos orando por el Ministerio de nuestro Pastor.