El 2 de febrero de 1928 se celebró en Venecia la primera Fiesta Patronal con ocasión de la bendición de la primera imagen de Nuestra Señora de la Candelaria, traída de España. Posteriormente, durante la estadía del Padre Vicente Amela se adquirió una segunda imagen, construida en ese mismo país y bendecida el 8 de agosto de 1965.