Todos los años fieles de todas las parroquias se dirigen a la Basílica de los Ángeles.