La representación para las procesiones es característico del pueblos sancarleño, un pueblo con lleno de devoción.